Vivimos juntos pero separados “Living Apart Together”

-Para mi eres la mujer perfecta, me encanta tu olor, tu sonrisa, y tus pechos
voluminosos.
-Yo no puedo ser más feliz, eres el hombre de mi vida. Aunque seas calvo, te sigo
queriendo ya que me haces sentir en una burbuja.
-Perdona, el Whatsapp.
-¿Quién era?
-Del trabajo, me tengo que ir a casa a trabajar. Quieres venir ¿no?
-Gracias, ya sabes que me pongo muy nerviosa en tu casa, que la tienes super
desordenada, y todo por el medio. No entiendo cómo puedes vivir así.
-Las personas que vivimos en el desorden somos los mejores amantes sexuales.
-Bueno, de eso no me quejo. Besos cariño.
-Amanda, ya te dije que no me escribas cuando estoy con mi mujer.
-Es que te echaba de menos.
-Ya cariño, pero me tienes que entender.
-Bueno, es que voy super caliente.
-Esta semana no podemos hacer sexo.
-¿Por que?
-Ya sabes que mi mujer me controla el semen que tengo. Esta semana me toca sexo
con ella, y tiene que ver mucha cantidad. Si no se dará cuenta de que le he sido infiel.
-¿Pero qué más da si cada uno vive en su casa y hacéis vidas separadas?
-Es mi mujer, aunque ella viva en su casa y yo en la mía, porque no soporto que sea
una loca del orden y lo tenga todo por tamaños y colores.
-Bueno, ¿y cómo lo hacemos? Porque yo necesito que me calmes…, me podrías besar
el triángulo de las Bermudas.
-Los hombres machos no hacemos esas cosas
-Estoy cansada de ti. No lo entiendo, ¿qué te lo impide? Bien que cuando me lo pides,
yo te lo hago a ti.

-Es muy diferente, eres mujer.
-Mira… ¿Sabes que te digo? Que te quedes con la loca de tu mujer. Adiós.
Ring… ring…
-Cariño, ¿cómo va el trabajo?
-Bien, lo tengo todo casi terminado. ¿Cenamos esta noche?
-¿En el DiverXO? –
-Perfecto, luego duermo en tu casa.
-No, que sudas mucho, me empapas las sabanas y me dejas el baño hecho un asco.
Mejor en el Hotel Ritz.
-Perfecto.
-¡Me ha encantado la cena!
-A mí me gusta más la habitación.
-Mira que eres…
-Me encanta cuando te pones las medias con ligeros, estás tan sexy con esos
maravillosos tacones rojos de Louboutin. Sólo verte estoy como una roca. Me
encantan estos sujetadores que te dejan el pecho a la intemperie. Te los voy a comer
porque me lo están pidiendo. Me pongo condón, ¿no?
-No, ya sabes que me gusta ver la cantidad de semen que tienes.
-Pero mujer, si ya sabes que estoy locamente enamorado de ti.
-Me da igual, lo quiero comprobar. Me encanta sentirte dentro, estoy tan caliente,
cariño, que estoy apunto de explotar. Ha sido maravilloso.
-Sí, ya he visto que no te has ido con nadie.
-Ya ves que no, que estoy locamente enamorado de ti, ¿dormimos juntos?
-No, yo me voy a casa, que estas sabanas están sucias, y me gusta dormir sola. No te
importa, ¿no? Adiós amor.  Amanda cariño lo acabo de dejar con mi mujer,  no entiendo porque te enfadas, si ya sabes que te
amo, te tengo una sorpresa ven al  Hotel Ritz a la habitación 111.

Michelle González

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s